Fue la belleza del lugar, rodeado de árboles la que nos inspiró a dialogar con la naturaleza.

La construcción de cualquier elemento merece una reflexión y debe de estar a la altura de su entorno.

  1. Las pistas de padel tienen una dimensión de 10 x 20 m. por lo que no requeriremos de estructuras de grandes luces (distancias entre ejes de apoyo)
  2. El lugar está rodeado de árboles.

Estas dos razones nos llevan a la idea de, imitando a la sabia naturaleza, proyectar 15 árboles artificiales.

La solución debía de ser sencilla puesto que la disponibilidad económica no era ilimitada.

Los 15 elementos son muy similares pero diferentes, como todas las cosas importantes que hay en el mundo: las olas, los hombres, las nubes… y los árboles.

La diversidad y el movimiento que deberíamos dar al conjunto se consigue con diferentes alturas e inclinaciones.

Seguimos observando la naturaleza y descubrimos que las hojas en otoño se tornan de numerosos colores formando auténticos mosaicos de gran belleza y decidimos introducir el color en nuestra cubrición.

Los materiales son pocos y económicos, además de duraderos y de fácil mantenimiento y conservación:

  • Cimentación de hormigón armado raíces
  • Estructura de acero galvanizado en caliente tronco y ramas
  • Cubrición de policarbonato de colores hojas
Proyectos relacionados

Start typing and press Enter to search

Edificio Bioclimático de Instalaciones en las Piscinas de Gamarra