Del análisis del clima de Bermeo y del estudio de la forma de colonizar el lugar por los habitantes a través de los tiempos surgió este proyecto. El primer objetivo fue captar energía y no perderla marcándonos como meta acercarnos a la “casa pasiva”.

Teníamos una dificultad topográfica pero teníamos la ventaja de poder situar los bloques libremente en una unidad de actuación.

La ubicación se logró mediante una maqueta de trabajo muy sencilla y fruto del estudio climático u de las preexistencias.

Los dos edificios forman dos plazas, una de ellas muy protegida y otra dialogante con el mar y el paisaje, como un balcón con el entorno.
Los bloques miran al sol cerrándose al norte.

La fachada sur (de madera de bosques sostenibles) se estudió para que captara el sol de forma pasiva; tamaño de las ventanas, brisoleis, solado oscuro pétreo con gran inercia térmica.

Los elementos como los colectores, aljibes, etc. están integrados en la arquitectura.

Most Recent Projects

Start typing and press Enter to search