Consulta Odontológica


Uno de los condicionantes del proyeco ha sido la irregularidad del local, tanto en planta como en sección. Esta gran diferencia entre la planta baja y primera ha supuesto una ventaja al recalcarla en el alzado, formando una geometría abstracta de una gran fuerza expresiva.

La consulta odontológica supone un cálido referente dentro de su contexto urbano: La fachada realizada a base de lamas de madera de cedro nos dulcifica el duro carácter de la calle Manuel Iradier en Vitoria. Por otra parte, las lamas permiten dar una continuidad a la fachada, dando un aspecto sugerente en una visión nocturna.

En el interior la celosía hace que los gabinetes se llenen de luz, luz tamizada y controlada en todo momento. Una luz que tiñe de calidez el interior de las consultas al incidir en los paneles de madera. La celosía, por otra parte, consigue preservar la intimidad y dar seguridad.

Los conceptos de "llegar", "cruzar" y "estar" se perciben de manera cinematográfica : Una llamada abstracta nos atrae desde el exterior. En planta baja, la calidez y perspectiva del muro nos conduce hasta un pozo de luz que nos sube sin querer hasta la planta primera donde nos atienden.

Funcionalmente, la consulta se ordena en tres plantas:
En la planta baja se concentran los usos más representativos, recepción y sala de espera. En el sótanos están los espacios sirvientes.
En la planta primera se ubica el uso principal del local, los gabinetes de trabajo y la sala de esterilización.

Los materiales utilizados se diferencian en función de las plantas: más cálidos en la planta baja, y fríos en la primera planta.

Lugar y Año del Proyecto::C/ Iradier 22, Vitoria-Gasteiz. Septiembre 2004.
Arquitecto: Ramón Ruiz-Cuevas Peña.
Promotor: Privado.