Una vivienda para el futuro


El objeto del proyecto es realizar una casa moderna y sostenible.
La virtud principal de la casa es su sencillez y su presupuesto asequible. El ecodiseño está adaptado a todos los bolsillos.
La ordenanza nos permite la ejecución de una cubierta plana. Esta circunstancia nos ayudará a situar los paneles colectores solares en la cubierta y además nos permitirá utilizar un lenguaje actual.

La geometría cúbica nos permite adaptar las formas en función de la orientación y el gran brisoleil de hormigón da mucho carácter al volumen arquitectónico.

El edificio se escalona hacia el sur maximizando su radiación solar. Las fachadas con sus ventanas son mucho más permeables hacia el sur y hacia el este.

Los espacios más importantes se orientan al sur para capturar la luz solar. Los dormitorios buscan el este para ver el sol matinal. Se proyectan brisoleils para sombrear en verano y la volumetría de la casa busca la luz escalonandose con dos terrazas, parte de las mismas se sombrea con el parasol de hormigón.
La captación solar pasiva es fundamental en este proyecto y uno de los principios básicos del ecodiseño que practica el estudio de arquitectura luzyespacio.com.
Lo principal es no gastar energía o captarla de forma gratuita. Pero los grandes ventanales orientados al sur hay que protegerlos en verano para no tener que refrigerar. Se proyectan crisoléis de hormigón visto y aluminio, toldos eléctricos y persianas orientables con un control domotizado.
Hay pequeños detalles como la elección de la madera en el porche sur, este material absorbe el sol y por lo tanto, al no reflejarlo, no se introduce en la vivienda.
Una premisa muy importante en el ecodiseño es el diferente diseño de las fachadas en función de su orientación, en este caso las fachadas se resuelven de manera bien distinta.
En cuanto a las instalaciones, tanto el agua caliente como la calefacción tienen un apoyo solar importante mediante colectores solares en cubierta.
La calefacción es a baja temperatura con un suelo radiante. Tiene un gestor energético domotizado que da prioridad a los colectores solares y en algunos momentos puntuales se apoya en el gas.
Uno de los materiales más importantes en un edificio que tenga criterios de sostenibilidad es el aislamiento. En esta vivienda se ha duplicado el aislamiento normal y se han eliminado los puentes térmicos. Las ventanas son de mucha calidad con una trasmitancia muy baja.
Las maderas empleadas son certificadas con el sello PEFC, ya que provienen de bosques con cadena de custodia forestal.
A nivel de diseño la vivienda dialoga con el paisaje enmarcándolo de una forma muy poética.