148 viviendas en Alquiler, Arrasate


La casa como máquina de vivir diseñada para relacionarse con los demás. La vivienda colectiva con espacios que propicien la simbiosis entre hogares unipersonales.

Las rígidas directrices urbanísticas y la necesidad de agotar la edificabilidad de la parcela no dejan lugar a muchas posibilidades en la geometría del edificio. Pero lo sugerente del programa sí permite estudiar diferentes posibilidades en la organización interna del edificio, las tipologías de viviendas, el tratamiento de fachadas y las soluciones constructivas en función de las distintas orientaciones.

Dos han sido las claves que han guiado nuestra propuesta: una, la apuesta por construir apartamentos en alquiler para jóvenes y mayores fomentando su convivencia y otra, la búsqueda de una mayor sostenibilidad a través de la arquitectura.

En línea con la primera idea se ha fomentando la creación de lugares de encuentro en el edificio que posibiliten la convivencia entre jóvenes y mayores logrando alcanzar el imprescindible componente social de la sostenibilidad. Una de las dos tipologías genera unos espacios de transición entre lo público y lo privado que permite la convivencia entre los vecinos del inmueble sin violentar su intimidad. Los espacios comunes dialogan con el exterior como grandes ventanas hacia el Udalaitz.

La organización de las tipologías y alzados se proyectan en función de la orientación. Buscamos predominantemente el este y el sur, al igual que la arquitectura vernácula. Se consigue una planta muy limpia y ordenada. El alzado norte tiene huecos más pequeños (ningún estar se orienta al norte), las fachadas sur tienen grandes brisoleils para captar el sol en invierno y protegerse de él en verano. El alzado oeste se cubre de lamas para poder protegernos del sol poniente de verano. La fachada este de compone de galerías de vidrio para captar el sol de la mañana.

Con el objetivo de garantizar el mejor aprovechamiento de los recursos naturales las viviendas se vertebran buscando las mejores orientaciones, lo que origina la creación de dos tipologías: la primera de ellas son viviendas orientadas al sur y la segunda son viviendas con orientaciones este u oeste. Ambas tipologías garantizan la ventilación cruzada, las primeras de forma directa y las segundas a través de un sistema que consiste en dos canales de ventilación con el efecto del tiro natural y otro horizontal producido por la diferencia de presión en fachadas opuestas (este y oeste). Además se implementan otro tipo de medidas como aprovechamiento de aguas grises, caldera central con paneles térmicos en cubierta y acumulación, ausencia de puentes térmicos, brisoleis en fachadas sur, empleo de materiales reciclables, etc. En las viviendas se produce un aprovechamiento máximo del espacio evitando la creación de pasillos y espacios inútiles.

Se ha respetado escrupulosamente el planeamiento existente salvo en el caso de la cubierta que se ha realizado plana con el fin de crear una cubierta vegetal que mejore las condiciones de aislamiento de la misma y origine un espacio más de convivencia y disfrute de los vecinos, además de mejorar la integración del edificio en el entorno.

Se ha producido un importante ahorro de portales, ascensores y escaleras con el fin de abaratar los gastos comunes del edificio y poder ampliar las zonas de encuentro entre toda la vecindad.

Lugar y Año del Concurso:148 viviendas en Alquiler, Arrasate Mayo 2006
Arquitecto:Ramón Ruiz-Cuevas Peña
Colaboradores:Mark Beston, Adolfo Moro Quintana, Inigo Bilbao
Promotor:Ayuntamiento de Etxebarri