Centro de Interpretación Antiguako Ama , Zumarraga


La idea principal es respetar y poner en valor la ermita. Oímos una frase en el ayuntamiento que nos gustó: "el nuevo edificio no debe achicar a la ermita".
Ésta, entre otras razones que luego exponemos nos llevó a tomar la decisión de semienterrar el edificio e integrarlo en la topografía existente para que su impacto fuera mínimo.
La ubicación del mismo responde también, a criterios de sostenibilidad, la forma provoca un soleamiento pasivo y a la vez lo aisla, ahorrando mucha energía.
Las vistas son fundamentales, el paisaje forma parte de la composición del centro de interpretación, estando presente en todo el recorrido. la idea del proyecto se origina en función del poderoso paisaje circundante.

Otra premisa importante era la flexibilidad y versatilidad de la solución para que se adaptase a los diferentes usos en el tiempo.
Resumiendo, los cuatro pilares que forjaron nuestra idea son:
1.- respeto a la antigua.
2.- diálogo con el paisaje.
3.- sostenibilidad (ahorro de energía y emisiones de co2).
4.- flexibilidad y versatilidad del programa.

La respuesta a estos planteamientos es un edificio muy sencillo, que se adapta a las curvas de nivel del monte Beloki, buscando el sol de invierno y el paisaje.
La modulación del mismo surge de las proporciones de la antigua ermita y los materiales empleados son los mismos (madera y piedra).

El respeto a la antigua es máximo, no cabe otra actitud ante uno de los mejores interiores con estructura de madera que hemos visto nunca.
La forma es muy versatil, los espacios se pueden adicionar con mucha facilidad en función de las necesidades.
A un lado tenemos una batería de espacios de servicio y al otro lado tenemos el paisaje, que es la tercera fachada del edificio.
Hemos rendido un homenaje al maestro Oteiza que en 1.995 se quedó impresionado al visitar la ermita.
Los lucernarios y elementos de ventilación natural evocan maclas y elementos simples de su laboratorio de tizas.
Aunque el lenguaje del nuevo centro de interpretación es fundamentalmente moderno, los revestimientos de los paneles interiores son de roble y castaño reutilizados como los de la ermita.
La estructura es de madera laminada encolada de pino radiata, por razones ambientales, es un material que se produce en bosques sostenibles autóctonos.
La piedra podría ser de las canteras de Aitzgorri.
El edificio enmarca los vínculos visuales con el paisaje tras el rotundo volumen de la antigua.

La organización espacial del elemento responde a 5 objetivos:
flexibilidad, orientación y adaptación a la topografía existente, posibilidad de ampliación y accesibilidad.

Lugar y Año del Concurso:Antiguako Ama ,Zumarraga Febrero 2009
Arquitecto:Ramón Ruiz-Cuevas Peña
Colaboradores:Mark Beston, Joseba Aranzabal
Promotor:Ayuntamiento de Zumarraga