VIVIENDA UNIFAMILIAR PASIVA, ZIGOITIA, ALAVA.


La propiedad solicita que la nueva vivienda unifamiliar sea de distribución sencilla y clara pero acorde a los parámetros de estándar passivhaus (encintados, aislamientos gruesos,etc.), y un buen cerramiento, distribuyendo las estancias de tal manera que se optimicen los recursos naturales.

Todas las estancias se reparten y se distribuyen en PB y P1ª, con una distribución regular y simple, y con cubiertas de varios faldones a 2 y 4 aguas. Se ejecuta también una planta sótano para albergar el garaje, el almacén y la sala de instalaciones.

Una demanda energética menor que 15 kWh/m2 año; unas renovaciones hora menores que 0,6 a 50 pascales de presión; 28 cm de aislamiento y ventilación con recuperador de calor.

El cliente buscaba una imagen similar a la arquitectura vernácula con volúmenes simples con estructura de madera y cubierta a dos aguas de teja cerámica.