Family House en Avda. San Prudencio 52, Armentia.


La vivienda se proyecta y construye en permanente diálogo con la naturaleza circundante. Por este motivo, la utilización de materiales ancestrales se marcó como objetivo sustancial.

El hecho de que la parcela tuviera unos grandes chopos en su límite frontal, nos sugirió que podíamos poner contrapunto a esta geometría con unos planos horizontales de pizarra, que a su vez se ven atravesados por dos grandes prismas verticales de piedra.

Volvemos al mito de la cabaña primitiva, como origen de la arquitectura. Los árboles se transforman en una retícula de sofisticados pilares de madera que soportan un cubierta inclinada que nos recuerda aquel arcaico cobijo del bosque.

El conjunto de árboles, pilares de madera, planos de pizarra, volúmenes de piedra y cielo forma una composición de gran belleza.

La pizarra se utiliza como un material moderno con un lenguaje sencillo.

La planta se rompe en sus extremos buscando la luz del sol y las vistas cruzadas que se suceden en todos los espacios.

La transición de la tectónica del terreno hasta los elementos arquitectónicos superiores se produce mediante un zócalo de piedra caliza gris, de Retes de Tudela (Álava), en mampostería desconcertada con junta a hueso, al modo tradicional.

La rótula de articulación de este zócalo con la estructura de madera se produce mediante piedra negro marquina pulida. Se forman unos encuentros muy limpios entre las piedras, la madera de pino oregón y el vidrio.

Dentro de la composición del conjunto, surgen dos cubos captores de luz formados por madera y vidrio.

La sinceridad en el empleo de materiales naturales, pizarra, piedra y madera se manifiesta también en el interior de la vivienda; apoyando, de este modo, la idea de continuidad con los espacios exteriores y el dialogo con la naturaleza.

Hay una inspiración clara en la arquitectura japonesa del siglo XVII. Los tejados oscuros, los paños blancos abstractos de palacio de Katsura en Kioto y su equilibrio y armonía con la naturaleza.

Lugar y Año del Proyecto: Avda. San Prudencio 52, Vitoria-Gasteiz, 2008
Arquitecto:Ramón Ruiz-Cuevas Peña